Consejos de belleza para una novia.

¿Te casas? Si es así, ¡enhorabuena! Estoy segura  que esperas ese día con ilusión y, aunque una boda requiere muchos preparativos, lo más importante es que lo hagas de manera relajada para disfrutar del proceso. Hoy vamos a encargarnos de que sepas todo lo necesario para estar perfecta en tu día.

Esta puesta a punto  para el día de la boda empieza entre 9 y 6 meses antes del enlace. Momento perfecto para comenzar con una rutina de ejercicio, si no lo haces ya. Acompañado de comida sana tendrá unos efectos positivos sobre tu piel.

haciendo ejercicio

(VIA SPORTADICTOS)

Si estás pensando en hacerte algún tratamiento estético como la cavitación o rejuvenecimiento facial, deberás hacerlo entre los 6 y 3 meses previos. De esta manera, podrás realizar todo el proceso completo. Que combinado con la dieta y ejercicio regular, darán unos efectos más que positivos, pudiendo incluso reducir las sesiones.

Entre los 3-4 meses antes, llega el momento de empezar a tratar la piel del rostro con algún programa flash que en unas 4-5 sesiones consigas que luzcas una piel radiante y con más elasticidad.

Estos tratamientos suelen constar de una exfoliación para eliminar todo tipo de impurezas, hidratación y limpieza. Aun así, sería conveniente realizar una limpieza facial unos 15 días antes de la boda para eliminar todo lo que se haya generado desde que te realizaste el tratamiento flash. También puedes aprovechar para hacerte una exfoliación suave en la espalda y escote para que puedas lucir estas zonas libres de imperfecciones.

Ya quedan menos de 3 meses para la boda,  y es aconsejable que  hicieras una visita al dentista para realizarte una limpieza bucal y lucir una sonrisa radiante.

Unos días antes de la boda es el momento de una manicura y pedicura completas, además os recomiendo que elijáis un esmalte permanente para aseguraros que las uñas estarán perfectas hasta después de la boda.

manicura rosalombardero

(IMAGEN ROSA LOMBARDERO)

Queda un día para casarte y es el momento de relajarse. Deja preparado un neceser con tus esenciales de maquillaje para darte algún retoque en la boda si lo necesitas. Date un baño o una ducha caliente, toma una infusión y acuéstate temprano para descansar y dormir las horas que necesitas antes de tu gran día. Ya está todo hecho, así que relájate y disfruta.