Consejos de invierno para mejorar la piel.

comer-saludable

Si tu piel sufre sequedad y deshidratación,  hay que poner especial atención en los cuidados durante esta temporada.

Aquí te indicamos las cosas que no debes dejar de hacer, seguir estos consejos te ayudaran a estar radiante durante todo el invierno y preparada para cuando llegue el verano.

  1. Renunciar al SPF

Hay una idea generalizada que hace pensar que el verano es la única época del año para usar protector solar. Recordad el post anterior, EL SOL ESTA TODO EL AÑO.

 

  1. Saltarte la hidratación

Tenemos menos sed en los meses fríos, así que bebemos menos agua que durante el calor del verano. Pero la falta de  agua  ocasiona perjuicios en la piel.

Las líneas de expresión se vuelven más pronunciadas y la piel se siente tensa y seca.

Puedes compensarlo tomando infusiones de hierbas o caldos tibios para ayudar a la hidratación.

 

  1. Dejar de exfoliarte

Se suele usar cremas y aceites pesados ​​en la piel seca de invierno para suavizarla y evitar la descamación. La parte que se nos olvida a menudo es que sin exfoliar esas células muertas y secas de la piel  los mejores productos no podrán penetrar tu piel.

Por lo tanto, recuerda, incluso en estos meses, buscar un exfoliante suave o un lavado enzimático para eliminar la piel muerta. La exfoliación mantendrá la piel flexible y húmeda.

 

  1. Consumir pocas frutas y verduras ricas en antioxidantes

Durante las temporadas calurosas del año, el guacamole, el gazpacho, las ensaladas crujientes y los batidos helados son opciones válidas para tu alimentación. Sin embargo, durante el invierno, no olvides de consumir alimentos ricos en antioxidantes para nutrirte. Consume verduras como la col rizada y las espinacas en sopas y guisos. Agrega fruta para calentar avena y come abundante aguacate, nueces y grasas saludables para mantener los niveles de humedad de tu piel.

También asegúrate de incluir vegetales como las berenjenas, ya que “son altas en antocianinas, un pigmento con propiedades antioxidantes que pueden proteger contra el daño celular.”

Romper los malos hábitos de cuidado de la piel y hacer pequeños cambios marcarán la diferencia durante los meses más fríos del año.