Ideas clave para novias de verano

claves a tener en cuenta para novias que celebren su boda en verano

Celebrar una boda en verano es un acontecimiento precioso que podemos aprovechar de muchas formas. Aunque las temperaturas sean altas, aspectos como la tela, el maquillaje o peso del vestido son factores a tener en cuenta para que las novias puedan disfrutar al máximo de este maravilloso día.

Se trata de un acontecimiento muy especial para disfrutar y sentirnos cómodos. Es conveniente recordar que, según el año, el verano puede extenderse hasta casi octubre. Hoy compartimos unos consejos prácticos para que las novias de verano disfruten al máximo de este día.

Una oportunidad para lucir vestidos cortos

El buen tiempo puede ser la oportunidad para decantarnos por vestidos cortos. Se trata de una elección diferente y que muchas veces asusta, pero para nada es imposible. Además de ser muy ligeros, existen diferentes modelos y líneas que adornan y embellecen la silueta. En el caso de buscar un estilo más moderno, si celebramos la boda durante el día, podemos optar por un maxi tocado rompiendo todas las reglas establecidas.

vestido corto para bodas de verano
“La combinación de los maxi tocados con los vestidos cortos es ideal para las novias que busquen un estilo más moderno además de vanguardista”.

 Los vestidos largos también son posibles

Elegir un vestido largo también es posible siempre que seleccionemos bien su tejido. Podemos decantarnos por telas más ligeras como la seda, popelín, lino o algodón al ofrecer más comodidad además de ser más llevaderos. El tul también es un buen aliado contra las altas temperaturas. El vestido puede acompañarse de encajes u otros detalles, aunque es muy importante comprobar, previamente, que no sea excesivamente pesado y facilite la transpiración.

vestido de novia largo
“La elección de los tejidos será fundamental para épocas como el verano. El peso, una cómoda transpiración y la comodidad son algunas de las claves”.

¡Cuidado con la dieta!

Las pruebas serán fundamentales hasta el último momento. Aunque no sigamos una dieta estricta, la actividad en verano es superior y puede hacernos perder más peso de lo que imaginábamos, o,  ejercer el efecto contrario. Si nos casamos en otra localidad diferente a la de la celebración, será muy necesario realizar las comprobaciones y últimas pruebas en la fecha más cercana a la celebración.

¿Has tomado mucho el sol?

La tonalidad de la piel es muy importante al elegir un vestido de novia. Tener un mayor bronceado siempre favorecerá nuestro look, pero es conveniente que el contraste no llegue a ser exagerado. Si el color del vestido es muy blanco, ¡mucho cuidado de no excedernos tomando el sol!

la importancia del bronceado en las novias para bodas de verano

 

“Aunque el bronceado siempre es favorable, es conveniente no excedernos con la exposición al sol. Hay que recordar que el contraste puede ser muy llamativo según el color del vestido”.

El maquillaje, un aspecto fundamental

Muchas veces se suele acudir a un maquillador profesional  que conoce los productos más adecuados. Si elegimos maquillarnos nosotras mismas, conviene preparar la piel de forma previa con las mascarillas adecuadas, empleando limpiadores e hidratantes matificantes, además de bases de maquillaje libres en aceite que eviten la formación de brillos. Es posible conseguir muy buenos resultados con los productos actuales y, una buena prueba de ello, es realizar una sesión de fotos previamente para poder comprobarlo.

Esperamos que estos consejos hayan sido útiles y obtengas buenos resultados. Puedes consultar otros contenidos interesantes aquí y seguirnos en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest.