Propósito de año nuevo

Ya han terminado las fiestas con sus looks de maquillaje que han podido saturar nuestra piel. Una vez disfrutado el roscón de reyes hay que decidir por dónde empezar a cuidarnos.

Es el momento de elegir un nuevo hábito de belleza para este año, y nosotros nos hemos decantado por uno que aunque cada vez se usa más, todavía no está entre los más famosos.

El uso del protector solar.

Crema-facialVISTO EN PINTEREST.

Si este hábito sólo lo asociamos al verano, cuando estamos tumbadas en la playa o en la piscina, no estamos cuidando bien nuestra piel. Los efectos nocivos de los rayos solares son vigentes durante todo el año, también en invierno, por lo que deberíamos usar protector solar cada día o, una de las múltiples opciones que existen en el mercado de cremas hidratantes con SPF, incluso las hay con color, o bases de maquillajes con protección. Puedes elegir la que más le interese a tu piel.

Recuerda que no es necesario que en esta época del año la protección solar sea igual de alta que en verano, con un 15 suele ser suficiente por lo general, si tu piel es de tipo 2 o inferior, es aconsejable que el factor de protección sea más alto, pero nunca igual que en época de vacaciones.

Y sí, también los días nublados. La radiación solar traspasa las nubes. Parece increíble, pero es cierto, aunque no podamos verle el sol está ahí, y daña nuestra piel.

Es importante que cuando protejamos nuestro rostro no nos olvidemos de los labios, también tenemos la suerte de contar con diversos labiales con protección, o un cacao para obtener una imagen natural sin dejar de cuidarnos.

Esperamos que os sirva de ayuda este consejo, así que vamos a marcarnos el propósito de llegar al verano con una piel espléndida.

No os perdáis los próximos post de belleza y moda que tenemos preparados para vosotras.